<<<
A >>>

97. SABER QUE VENDRAS

En este mundo que Cristo nos da,
A           D                A       E    F#m
hacemos la ofrenda del pan; el
A                  D              E    A
pan de nuestro trabajo sin fin, y
            D             A E      F#m
el vino de nuestra oblación. Traigo
A              D                 E     A
ante Ti, nuestra justa inquietud,
       D              A   E         F#m  
amar la justicia y la paz.
A             D            E

Saber que vendrás, saber que
D                       E      A        E
estarás, partiendo a los pobres
        F#m     D                     E
tu pan (2v).
      A

Estas ofrendas, de vino y de pan,
que hoy presentamos con fe,
serán tu cuerpo y sangre Señor,
por tu sacrificio de amor. Es la
promesa que hiciste al partir:
“Con vosotros, siempre estaré”

Recibe nuestras fatigas Señor,
las penas y el triste llorar, las
alegrías el gozo y la paz, y el
fruto de nuestra oración. Con
nuestra madre, queremos traer,
la ofrenda de nuestro vivir.

La sed de todos los hombres sin
luz, la pena y el triste llorar; el
odio, de los que mueren sin fe,
cansados de tanto luchar. En
la patena, de nuestra oblación,
acepta la vida, Señor